Últimas noticias:
Amor a María -- "El aspecto mariano de nuestra espiritualidad se manifiesta, ante todo, en el deseo de ..." -- 20 Mayo 2013
Colegio San Luis -- "El Colegio “San Luis”, de  los Hermanos Maristas de Barranco, es una Institución escolar ..." -- 20 Mayo 2013
Entre los jóvenes como el Padre Champagnat -- "Marcelino Champagnat vivió entre los niños y los jóvenes, los amó entrañablemente, y les ..." -- 19 Mayo 2013
Estilo marista -- "Nuestro estilo educativo se fundamenta en una visión verdaderamente integral de la ..." -- 20 Mayo 2013
Evangelizadores desde la Educación -- "Siguiendo a Marcelino Champagnat, tratamos de ser apóstoles para los jóvenes, ..." -- 20 Mayo 2013

Hermanos Maristas de la Enseñanza

Marcelino Champagnat fundó, el 2 de enero de 1817, en la Valla (Francia), un Instituto religioso laical, o Instituto religioso de hermanos, con el nombre de Hermanitos de María. Él lo concebía como una rama de la Sociedad de María.

La Santa Sede lo aprobó en 1863 como Instituto autónomo y de derecho pontificio. Respetando nuestro nombre de origen, nos dio el de Hermanos Maristas de la Enseñanza (F.M.S.: Fratres Maristae a Scholis).

Los hermanos maristas somos hermanos consagrados a Dios, que seguimos a Jesús al estilo de María, que vivimos en comunidad y que nos dedicamos especialmente a la educación de los niños y de los jóvenes, con más cariño por aquellos que más lo necesitan.

Somos más de 3.500 hermanos, diseminados en 79 países de los cinco continentes. Compartimos nuestra tarea de manera directa con más de 40.000 laicos, laicas y atendemos cerca de 500.000 de niños y jóvenes.

San Marcelino Champagnat (1789-1840), sacerdote francés, fundó el Instituto de Hermanos Maristas de la Enseñanza en 1817.

El itinerario marista comprende las siguientes etapas: discernir la vocación, postular el ingreso en comunidades de formación, vivir un tiempo de noviciado que culmina con la profesión de los votos o compromisos, proseguir un período de formación académica para las tareas que se desempeñarán en los años sucesivos e iniciar de manera directa su dedicación a los niños y jóvenes en las más diversas situaciones, consciente de que su servicio constituye un valor inestimable. 

Scroll to top